Salmorra

 

Salmorra

Valencianisima comida de verano, entretenimiento estimulante que acompaña comer y cenar; y no pocas veces, almuerzos madrugadores; o las meriendas de las largas tardes veraniegas. Salmorra de pimientos verdes, tiernos, crujientes--, o de tomates, también verdes; o mixtos de ambas hortalizas Si no os desagrada el picante, no dejeis de poner guindillas.

En una jarra pondremos agua y sal, en proporciones justas y haremos la prueba del huevo; es decir, introduciendo en el líquido un huevo fresco con corteza; si no flota, es que le falta sal; si flota, es que ya tiene suficiente. Después, iremos introduciendo y mezclándolo bien con un cucharón de madera (no debes usar nunca nada metálico) las verduras mencionadas y las hierbas correspondientes: ajedrea, pebrella, hojas de limera, de Rarrofer, de caña verde. Añadiremos limas troceadas en cuartos y una porción de vinagre, medio cortadillo, un o dos, según el tamaño de la jarra. Los pimientos (y las guindillas) se deben poner con un corte vertical por el medio. Si son grandes, con dos cortes verticales en cruz; y los tomates, con un corte penetrando horizontal.

A los cuatro o cinco días, cuando el verdor de la hortaliza ha tomado un tono amarillento, ya puede comerse. Esta salmorra no admite cebolla. También se ponen en vinagre ramilletes de coliflor, pequeños pepinos, trozos de calabaza, guindillas...

 

Formulari de cerca

Dl Dm Dc Dj Dv Ds Dg
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30